TRADUCIR A:

English plantillas curriculums vitae French cartas de amistad German documentales Spain cartas de presentación Italian xo Dutch Russian Portuguese Japanese Korean Arabic Chinese Simplified

sábado, 6 de diciembre de 2014

Bob Dylan quiso grabar con Beatles y Rolling Stones, pero Paul y Mick rechazaron la idea

"Keith y George pensaron que sería fantástico. Pero Paul y Mick se negaron absolutamente"

Glyn Johns es uno de los productores e ingenieros más envidiados de la música popular de nuestro tiempo, gracias a sus trabajos con The Rolling Stones (Beggars Banquet, Sticky Fingers, Let It Bleed), The Beatles (Let It Be, Abbey Road), The Who (Who’s Next, Quadrophenia, The Who By Numbers), The Band (Stage Fright), Neil Young (Harvest), Eagles (Desperado, On the Border), The Clash (Combat Rock) y muchos otros.



Anécdotas de todo tipo, por tanto, están recogidas en su nuevo libro, Sound Man, que verá la luz el 13 de noviembre, y en el que Glyn Johns relata cómo Bob Dylan le contó que quería trabajar con The Beatles y The Rolling Stones, y le pidió que hiciera algunas llamadas para tantear la posibilidad.

“Me contó que su idea era hacer un disco con los Beatles y los Stones. Y me preguntó si podría enterarme de si estarían interesados. ¿Puedes imaginar a las tres grandes influencias de la música popular de aquella década haciendo un disco juntas?”, rememora Johns a partir de un encuentro con Dylan en el aeropuerto de Nueva York en 1969.

El propio Johns comenzó a hacer llamadas: “Keith Richards y George Harrison pensaron que sería fantástico, pues eran grandes fans de Dylan. Ringo, Charlie y Bill Wyman se mostraron receptivos. John Lennon no dijo un no rotundo, pero no estaba interesado. Paul McCartney y Mick Jagger se negaron absolutamente”.

El proyecto que nunca llegó a ser tal tampoco tuvo oportunidad de ir a más. “Podríamos haber elegido el mejor material de Mick y Keith, Paul y John, Bob y George, y después seleccionar la mejor sección rítmica de ambas bandas en función de las necesidades de cada canción. Habría dado cualquier cosa por tener una oportunidad”, sentencia Glyn Johns.