TRADUCIR A:

English plantillas curriculums vitae French cartas de amistad German documentales Spain cartas de presentación Italian xo Dutch Russian Portuguese Japanese Korean Arabic Chinese Simplified

lunes, 20 de mayo de 2013

El metro de Madrid.Bronca entre Policía Municipal y Guardia Civil

En la noche del 20 de marzo de 1922 se produjo un choque armado entre la Policía Municipal y la Guardia Civil a cuenta de las obras del metro de Madrid. Un enfrentamiento que terminó con numerosos detenidos, entre ellos los mandos de la Policía Municipal y varios concejales, y también con la dimisión irrevocable del propio Alcalde de Madrid.

El Metro lo construía el Estado, pero al parecer no se atenían a las ordenanzas municipales de ocupación de la vía pública -por las que había que pagar un canon- y no se ponían correctamente las vallas de seguridad. O se talaban y abandonaban un centenar de árboles en la calle Magdalena.

Marquesina del metro en la Red de San Luis, en la década de los años 20 del siglo pasado

El 20 de marzo de 1922, varios técnicos municipales acompañados por el teniente de alcalde se presentaron en la estación de Puerta de Atocha para llevar cabo una inspección que podía conllevar la suspensión de las obras. La seguridad, reforzada por la Guardia Civil, les expulsó. El alcalde de Madrid, Marqués de Villabrágima e hijo del Conde de Romanones, se personó en el lugar media hora más tarde, junto con varios concejales más acompañados por la Policía Municipal. Al persistir la negativa, el Subjefe de la Guardia Municipal Manuel Garridointentó entrar en la obra, pero la Guardia Civil lo derribó a culatazos y llegó amenazar con sus pistolas al grupo formado por el alcalde y los concejales.

Los incidentes se extendieron por varios puntos más de las obras, que prácticamente ocupaban todo Madrid. Como dice Memoria de Madrid, «Se lee en el Heraldo de Madrid que "cuando entró el Jefe de la Guardia Municipal, señor Camarero, en las obras que había frente al Ministerio de la Guerra, vio a un Guardia municipal al que un individuo de la Benemérita agredía a sablazos. El señor Camarero acudió rápido en auxilio de su subordinado. El Cabo de caballería de la Guardia Civil arremetió con el caballo contra el Jefe de la Guardia Municipal"».

«A medianoche, poco después de haber sido puestos en libertad todos los detenidos, el Alcalde realizó declaraciones a la prensa, explicando lo sucedido, y acusando de la desproporción de la actuación de la Guardia Civil. Al día siguiente siguió la lucha, esta vez en el Congreso. El Marqués de Villabrágima defendió la actuación municipal en un agrio enfrentamiento con el Presidente del Gobierno quien le recordó que su puesto era subordinado al del Ministerio de la Gobernación a la vez que le exigía la dimisión de su cargo».

Fuente.Ocho anécdotas históricas de Madrid.(www.abc.es)