TRADUCIR A:

English plantillas curriculums vitae French cartas de amistad German documentales Spain cartas de presentación Italian xo Dutch Russian Portuguese Japanese Korean Arabic Chinese Simplified

sábado, 26 de mayo de 2012

Música y arte hace más de 40.000 años

Se han descubierto en la cueva de Geissenklösterle importantes ejemplos de adornos personales, el arte figurativo, imágenes míticas e instrumentos musicales
Nuevos datos obtenidos de la Cueva Geissenklösterle, en el suroeste deAlemania, han permitido documentar la temprana aparición del arte y de la música entre los primeros humanos modernos de esta zona de Europa central. Investigadores de Oxford y de Tubinga han publicado nuevas dataciones por radiocarbono en muestras de la cueva de Geissenklösterle, en el Jura de Suabia del suroeste de Alemania, en el Journal of Human Evolution.

Las nuevas técnicas utilizan métodos mejorados para eliminar la contaminación y han fijado entre hace 42.000 y 43.000 años el inicio del Auriñaciense, la primera cultura que fue capaz de producir una amplia gama de arte figurativo, musical y otras innovaciones clave como se postula en la hipótesis de la Kulturpumpe. El espectro completo de estas innovaciones se estableció en la región a más tardar hace 40.000 años.

Estas son las fechas más tempranas de radiocarbono de los depósitos del Auriñaciense, anteriores a las de Italia, Francia, Inglaterra y otras regiones. Estos resultados son consistentes con la hipótesis del Corredor del Danubio, que postula que los humanos modernos migraron a Europa y rápidamente se trasladaron a la cuenca del Danubio.


Geissenklösterle es una de las cuevas de la Jura de Suabia que han deparado importantes ejemplos de adornos personales, el arte figurativo, imágenes míticas e instrumentos musicales. Las nuevas fdataciones de Geissenklösterle, junto con las existentes mediante termoluminiscencia, confirman la gran antigüedad del Auriñaciense suabo.

Las nuevas fechas indican que los humanos modernos llegaron a la región del Danubio superior antes de una fase climática fría hace casi 40.000 años. Anteriormente, los investigadores han argumentado que los humanos modernos migraron inicialmente por el Danubio inmediatamente después del evento climático, conocido como H4.