TRADUCIR A:

English plantillas curriculums vitae French cartas de amistad German documentales Spain cartas de presentación Italian xo Dutch Russian Portuguese Japanese Korean Arabic Chinese Simplified

miércoles, 14 de marzo de 2012

Sexo en Egipto. 3ª parte

Y como lo prometido es deuda, volvemos a Egipto para conocer un poco más las distintas relaciones sexuales aprobadas o no, en el país del Nilo.
Los egipcios otorgaron a la masturbación un carácter sagrado, que quedó plasmado en esculturas fálicas que aluden al onanismo masculino. Pero en cambio, no aparece representado el femenino.
Algunos expertos relacionan estas figuras con el mito, según el cual,el creador Atum, genero la primera pareja cósmica , Shu y Tefnut, por un acto de masturbación.
El Cielo, Nun, morada de los dioses, cuya diosa celeste Nut, "La grande que parió a los dioses", era representada como una mujer con el cuerpo arqueado cubriendo toda la Tierra. 
A pesar de que en el la mitología egipcia se describe un intento de violación a Horus por parte de Set, la homosexualidad, tanto la masculina como la femenina, no estaba bien vista en Egipto, pues no se amoldaba por decirlo de algún modo, al ideal de vida familiar.
Existe un dicho, conocido como "la confesión negativa" en el que el difunto niega haber realizado ciertas acciones en este mundo. Como que no ha copulado con una persona de su mismo sexo.
Otra negación del mismo documento condena con estas palabras la homosexualidad:
    "!Oh tu!, quien tiene la vista detrás de él, quien procede de la tumba!
     ! Yo no he sido un pervertido! !Yo no he sido homosexual!.


Pero aun así, en un fragmento de una narración del Imperio Antiguo, se menciona la relación amorosa entre el faraón Pepi II o Neferkara con uno de sus generales llamado Sasenet.
Restos de la pirámide de Pepy II, en Saqqara. 


Se tiene conocimiento también de algunos casos en los que algunos egipcios sentían una atracción sexual por los cuerpos sin vida.
Razón por la cual los familiares de una chica joven o una mujer bella, para evitar actos de necrofilia, no entregaban los cuerpos a los embalsamadores, hasta que pasaban varios días y el cadáver empezaba a tener un aspecto nauseabundo y desprendía un olor desagradable.


Pero también tenemos casos de incesto en la realeza Egipcia.
Amenofis III se caso con su hija Sitamón, que llego a ser su esposa principal aún en vida de su madre Tiye, con la que compartía tal titulo.
Akenatón se casó, (según algunos autores) con dos de las seis hijas que tubo con Nefertiti, estas serían Meritatón y Anjesenpatón.
En la siguiente dinastía, tres hijas de Ramsés II, llegaron a compartir su lecho y alcanzar el cargo de esposa principal.
Es más Ramsés II fue el faraón  más dado a contraer matrimonios diplomáticos, se caso con varias princesas extranjeras, con el propósito de consolidad alianzas diplomáticas.Se sabe que se casó con la hija de un rey de Babilonia, de Siria y con dos princesas Hititas, este faraón cuentan que tuvo más de un centenar de hijos, de los que perdió la pista y probablemente la cuenta.


Desde la dinastía XVIII el sistro o sechechet, era un instrumento musical similar a un sonajero, asociado a la diosa Hathor, era agitado por la reina o por una de las hijas del faraón, para tranquilizar y estimular la fertilidad de este. En un principio fue usado por las sacerdotisas en los rito eróticos, como ya comentamos en anteriores publicaciones.
Sistro metálico: Museo de Berlin
Fuente.http://www.libroos.es/libros-de-sociales/antropologia/38771-muy-interesante-el-sexo-y-el-amor-en-la-historia-pdf.html