TRADUCIR A:

English plantillas curriculums vitae French cartas de amistad German documentales Spain cartas de presentación Italian xo Dutch Russian Portuguese Japanese Korean Arabic Chinese Simplified

lunes, 5 de octubre de 2015

Por qué en Niza se escucha un cañonazo cada mediodía

Todo aquel que viaja hasta Niza es sorprendido cuando, de repente, a las doce en punto del mediodía suena un estruendo que se escucha prácticamente en todos los rincones de esta preciosa localidad de la Costa Azul y que es conocido como ‘Lou canoun de Miejour’.

Detrás del motivo sobre el porqué sucede esto a diario hay una curiosísima anécdota.

En el invierno de 1861 se instaló en el Hotel Chauvin un coronel recién retirado del ejército británico llamado Thomas Coventry y su encantadora esposa.

Resulta que la señora Coventry disfrutaba saliendo a pasear todas las mañanas por elPromenade des Anglais (el largo paseo que bordea la playa de Niza), aprovechando para pararse a hablar y curiosear con otras damas que por allí se encontraba.

Por su parte, el señor Coventry era un hombre de costumbres y una de ellas era almorzar cada día a la misma hora, algo que empezaba a hacerse cada vez más difícil debido a que su esposa solía retrasarse y regresar más tarde de lo que a él le agradaba.



Varias fueron las veces en las que Thomas Coventry hizo ver a su mujer su enfado por tener que almorzar más tarde y otras tantas las explicaciones que ella le daba excusándose porque se había entretenido hablando y perdido la noción del tiempo.

Fue entonces cuando a Coventry se le ocurrió un modo de poder avisar a su esposa sobre la hora que era y que ésta supiera que ya debía regresar para almorzar: haciendo sonar un cañonazo que se pudiera escuchar desde cualquier punto de la ciudad.

Para ello fue hasta el ayuntamiento y se reunió con el alcalde de la localidad, François Malausséna, al que convenció para que diariamente un empleado municipal accediese hasta lo más alto de la colina del castillo y a las doce en punto lanzase un cañonazo.

En un principio al alcalde le pareció la propuesta más estrafalaria que alguien le hacía, pero tras la misma había una generosísima donación económica por parte de Thomas Coventry, quien estaba dispuesto a cargar con todos y cada uno de los gastos que supusiese dicho encargo además de aportar un pequeño cañón de su propiedad, por lo que el edil aceptó de buen grado y a partir de aquel momento un funcionario del ayuntamiento se encargó de avisar a lady Coventry (mediante el cañonazo) de que ya era mediodía y debía regresar para almorzar junto a su esposo.

Así se estuvo realizando a lo largo de todos los años en los que el matrimonio Coventry residió en Niza, pero en 1886 (no se sabe el motivo) decidieron abandonar su residencia en la Riviera francesa y se llevaron consigo el pequeño cañón, motivo por el que el ayuntamiento dejó de realizar los cañonazos.

Pero para aquel entonces esta práctica ya se había convertido en toda una costumbre para los propios nizardos, quienes tenían como hábito el escuchar la detonación que les indicaba diariamente que eran las doce del mediodía (además de ayudarles a poner en hora sus relojes). Fue tal la protesta por parte de los habitantes y comerciantes de Niza que el ayuntamiento tuvo que reinstaurar el tradicional cañonazo.

En 1875 el alcalde de turno, Auguste Raynaud, incluso llegó a hacer como oficial la detonación del cañonazo de mediodía, perdurando desde entonces hasta la fecha.

Como nota curiosa cabe destacar que desde hace unos años dejó de realizarse con un cañón y se hace lanzando un potente cohete pirotécnico y que cada 1 de abril en lugar de hacerlo a las 12 del mediodía se hace a las 11 horas con motivo del ‘poisson d’avril’, jornada en la que en Francia es tradición realizar bromas e inocentadas.


Fuente.Aquí