TRADUCIR A:

English plantillas curriculums vitae French cartas de amistad German documentales Spain cartas de presentación Italian xo Dutch Russian Portuguese Japanese Korean Arabic Chinese Simplified

martes, 26 de mayo de 2015

MUSEO DE LA ESPAÑA MÁGICA (Toledo)

Único museo de estas características en toda España donde se muestra, en un escenario inmejorable (una cueva islámica del siglo X), una colección de piezas, textos, personajes y símbolos que han formado parte de las costumbres, leyendas, tradiciones y supersticiones de los diversos pueblos que han habitado en la Península ibérica y en los dos archipiélagos.

El hombre de palo.

El hombre de palo fue un artificio construido por Giovanni Torriani, más conocido como Juanelo Turriano, inventor, arquitecto y Relojero Real de Carlos I. Existen dudas sobre su naturaleza y función, pero la leyenda más extendida en la ciudad de Toledo afirma que consistía en un aparato antropomórfico de madera, construido con el fin de recolectar limosnas, y con capacidad para mover piernas y brazos.
Más que una leyenda, podríamos encuadrar este capítulo dentro de las múltliples curiosidades que pueblan la ciudad de Toledo. Los datos y hechos históricos, fehacientes, se muestran una vez más entrelazados con las dotes costumbristas con las que la gente impregna la realidad:


REMEDIOS DE MEDICINA POPULAR

EL INDALO.

El indalo es una figura de origen ancestral que se encuentra en la cueva de los Letreros, situada en la falda del Maimón, en el municipio de Vélez-Blanco (Almería, Andalucía), España. Se trata de una pintura rupestre del Neolítico tardío o Edad del Cobre. Representa a una figura humana con los brazos extendidos y un arco sobre sus manos, si bien su significado no ha sido aún esclarecido de forma definitiva existiendo también varias teorías que apuntan a cierta divinidad en el dibujo. Actualmente es un símbolo de Almería.
La antigua pinturas rupestres del Indalo . . .

. . . se han descubierto en Almería a finales del siglo 19, sino que se remontan 4500 años.

Las pinturas muestran figuras de un hombre con un arco iris en los brazos - no diferentes de muchas de esas pinturas se encuentran en distintos lugares alrededor del mundo. Los arqueólogos y antropólogos creen que representan la búsqueda por el hombre primitivo de la sabiduría y la verdad en el universo.
No está claro si el origen de la palabra Indalo es San Indalecio - un santo del primer siglo que ha sido enviado por Roma a la Península Ibérica para convertirlo (que fue martirizado y justo en las afueras de la ciudad de Almería), o la mucho más antiguos como símbolo caracteriza por la pinturas rupestres. De cualquier manera, el pequeño amuleto de la buena suerte se considera como un ángel de la guarda (un poco como un San Cristóbal) y se cree que representan un mensajero de Dios ("En Deus" significa "De acuerdo con Dios" en latín y "Indal Eccius" se supone que tiene un significado similar en el antiguo Ibérica). En diversas partes del mundo se considera muy afortunado.

NUDO DE SALOMÓN.

El nudo de Salomón es el nombre común de un motivo decorativo tradicional utilizado desde la antigüedad, y que fue adoptado por numerosas culturas. A pesar de su nombre, en realidad se lo clasifica como un eslabón, y no es un nudo verdadero de acuerdo a las definiciones de la teoría matemática de los nudos.
Este motivo guarda una legendaria y mágica historia de templarios, de celtas, de rituales judaico cristianos, en donde la sabiduría llega a la cima del poder. Está compuesto por dos anillos que se entrelazan cuatro veces, con puntos de cruce alternos que nos llevan arriba, abajo, otra vez arriba y de nuevo abajo, cuando uno sigue el contorno de cada anillo.

Se han tejido múltiples leyendas alrededor de este mágico símbolo: el nudo o anillo de Salomón.

"El Rey Salomón, según la leyenda italiana, estaba en una colina y Dios le encargó que protegiera a un pueblo de unas grandes rocas que rodarían pendiente abajo y lo destruirían". "El Rey Salomón estaba sujetando tres grandes rocas y tomó una soga e inventó este nudo para sostenerlas y proteger así al pueblo".


EL DUENDE IBERICO.

La superstición de los lugares fue difundida por toda la Romanía o Imperio romano, ya que su religión pagana afirmaba que había unos dioses menores, los lares o genius loci, que habitaban una casa a la que estaban ligados con la función de protegerla, a veces asociados a la familia que la construyó o la habitó desde que fue construida; esto explicaría su frecuente relación con los fuegos del altar familiar u hogar, los pucheros o las alacenas. A esto habría que sumar una noción semejante por parte de los druidas quizá todavía presente en la creencia germánica en los Kobold. Pero esta tradición se presenta también en el folklore de todas las naciones eslavas, donde son llamados domovik, e incluso en el japonés, donde unas criaturas en todo semejantes se denominan zashiki-warashi. Por lo demás, los djinn de los pueblos semíticos poseen características muy parecidas. La superstición, por otra parte, podría tener una etiología bastante elemental: una justificación maravillosa o imaginativa de los ruidos desconocidos que se producen en las alacenas, sótanos o cuevas subterráneas cerradas de las casas, casi siempre debidos a la presencia de pequeños roedores o depredadores en busca de alimento.

LA MANDRAGORA.
La mandrágora es una especie de fanerógama perteneciente a la familia de las Solanáceas, que fue usada extensamente en Europa medicinalmente. Sus raíces han sido usadas durante la historia en rituales mágicos, ya que sus bifurcaciones tienen cierto parecido a una figura humana; incluso hoy en día se usa en religiones neopaganas, como la Wicca.
Ha sido protagonista de muchas leyendas y rituales. Los magos hacían con ella algo similar a una figura humana, tallaban una figura en sus raíces presionando la raíz a cierta altura para formar un supuesto cuello, y cortando todas las bifurcaciones excepto cuatro, que serían las extremidades, y las adoraban como a dioses. Durante la Edad Media era utilizada por las brujas para sus diferentes rituales y ungüentos.
Se creía que la planta tenía características humanas porque sus raíces parecían dos piernas. Hay historias que cuentan que esta gritaba lamentándose cuando la arrancaban de la tierra, pudiendo enloquecer a las personas; y por eso amarraban a un perro a la planta para arrancarla.



LA MANO DE GLORIA.

Este amuleto aparece por primera vez hace 800 años en la época de la Primeras Cruzadas, por una hechicera que se dedicaba a la curación y a la magia negra los primeros registros de la Mano de la gloria aparecen en 1588 en Alemania, cuando dos mujeres acusadas de ser brujas admitieron que exhumaban cadáveres para cortarles la mano y así tener la Mano de la Gloria. 
La Mano de Gloria es un amuleto más bien inquietante, que posee la reputación de volver a su propietario invisible y el de paralizar a aquellos que miran su luz. Muy buscada por ladrones y saqueadores.

ACTA DE UN EXORCISMO.

Un grimorio 

El Baphomet de los 4 rostros.

El Baphomet es un símbolo empleado por diversas creencias desde la antigüedad. Tanto la tradición hermética, como los Caballeros de la Orden del Temple, como la Masonería, los Illuminati, y la Rosacruz, han empleado este ídolo, identificado con el dios de la Luz.
Este ídolo fue atribuido a los Caballeros de la Orden del Temple, durante las acusaciones de herejía.

Se cree que el Baphomet era una cabeza barbada, hay quienes afirman que es la representación de Mahoma. Se le atribuye la representación como una cabeza con tres o cuatro rostros, que pertenecería a un rito iniciático templario. La cabeza sería el receptáculo de una energía misteriosa.

El rosetón pentalfa de San Bartolomé de Ucero.

El rosetón de la iglesia románica de San Bartolomé de Ucero es una celosía calada formada por diez corazones entrelazados que dibujan la figura de una estrella de cinco puntas. Ángel Almazán nos recuerda que para los sufíes el corazón es el órgano del la intuición y la comprensión de los misterios divinos es descrito por Ibn-al-Arabí (1165-1240). La palabra corazón proviene de la raíz indoeuropea "krd", con el significado "centro". René Guénon, en su obra "Símbolos fundamentales de la Ciencia Sagrada", analiza el simbolismo tradicional del corazón indicando que representa el centro del ser en su totalidad: es un símbolo de centro, ya se trate del centro de un ser o del centro de un mundo o universo. Algunos lugares han sido considerados sagrados desde tiempos remotos. El simbolismo de este rosetón estaría indicando que el entorno natural del cañón del río Lobos es uno de esos enclaves mágicos, el verdadero templo del mundo donde rendir tributo a la diosa que todo lo sustenta: la Madre Tierra.

El pentagrama, según Rudolf Koch en El Libro de los símbolos, es «una estrella de cinco puntas dibujada de un solo trazo de pluma: este signo pertenece, al igual que muchos otros representados en este libro, a los más primitivos símbolos de la humanidad, y es ciertamente, mucho más antiguo que los caracteres escritos. Signos de esta especie son de los más antiguos que se poseen. Los pitagóricos lo llamaban Pentalfa, y los sacerdotes celtas "el pie de la bruja».


Pezuñas de alce (Pezuña de la Gran Bestia)

La uña de alce gozó, hasta el siglo XVIII, de una gran reputación como antiepiléptico. Sus propiedades médicas estaban fundadas en que el animal hacía uso de su pezuña contra las convulsiones que sufría a determinadas alturas. Según los autores clásicos, en estas situaciones, identificadas como estados de epilepsia, el animal lograba curarse introduciendo su pezuña trasera izquierda en el oído. Abandonado su uso terapéutico, quedó relegada a la superstición popular como amuleto, empleándose en trozos colgados del cuello, en anillos y en collares.

El Espantabrujas en chimeneas.

En muchos pueblos nos encontramos con majestuosas chimeneas troncocónicas, que se alzan altivas en los tejados de sus casas más antiguas.
En muchas de estas chimeneas aparecen estos curiosos objetos, que unas veces son una simple piedra vertical, otras una piedra en forma de cono, otras un puchero, una cruz o como en el caso de los pueblos del Serrablo, seres de apariencia terrorífica.
El significado de estos elementos que se colocan sobre las chimeneas, tienen una explicación en las leyendas populares de las bruxas. Dicen, que evitaban que las brujas que sobrevolaban los tejados de las casas sobre sus escobas, entraran en los hogares a través de la única entrada que no podían cerrar, las chimeneas. De ahí, que los objetos colocados sobre éstas, reciban el nombre de espantabrujas.

Templarios y otras ordenes militares 



LA MEDALLA DE SAN BENITO.MUSEO DE LA ESPAÑA MÁGICA (Toledo)

Para comprender el simbolismo de la Medalla, debe saber de este evento en la vida de San Benito:Cuentan que había estado viviendo como un ermitaño en una cueva durante tres años, famoso por su santidad, cuando una comunidad religiosa llegó a él después de la muerte de su abad y le pidieron a Benito tomar su relevo. A algunos de los “monjes” no me gustó este plan y trataron de matarlo con pan y vino envenenado. Al igual que San Juan el Divino se salvó milagrosamente de ser envenenado, porque cuando San Benito hizo la señal de la cruz sobre estas cosas, supo que estaban envenenados, por lo que cayó la copa y encomendó a un cuervo para llevarse el pan.

En este lado de la medalla lleva la imagen de San Benito, con una cruz en la mano derecha y la Santa Regla en la izquierda. De un lado de la imagen está una taza, por el otro, un cuervo, y por encima de la copa y el cuervo están inscritas las palabras: “Crux Sancti Patris Benedicti” (Cruz del Santo Padre Benito). En el margen de la medalla se representa la leyenda “Ejus en obitu nostro praesentia muniamus” (Permite que en nuestra muerte, ser fortalecido por su presencia).

En el reverso de la medalla lleva una cruz con las letras iniciales de las palabras: “Crux Sacra Sit Mihi Lux”(La Santa Cruz sea mi luz), escrito hacia abajo en la barra perpendicular; las letras iniciales de las palabras: “Non Draco Sit Mihi Dux “(No permitas que el dragón sea mi guía), en la barra horizontal, y las letras iniciales de “Crux Sancti Patris Benedicti” en los ángulos de la cruz. Alrededor del margen están las letras iniciales del dístico: “Vade retro Satana, Nunquam Suade Mihi Vana – Sunt Mala Quae Libas, Ipse Venena Bibas” (Vete, Satanás, no me sugieras tus vanidades – mal están las cosas que tú pretendes, bebe tú, tu propio veneno). En la parte superior de la cruz, por lo general se encuentra la palabra Pax (paz) o el monogramaIHS(Jesús).

El cuadrado mágico MUSEO DE LA ESPAÑA MÁGICA (Toledo) 

Es un cuadrado formado por 16 casillas. Cada una contiene un número. Si uno se entretiene, comprobará que la suma de las filas horizontales es 33. También si se suman las verticales. Y las diagonales. Y las cuatro casillas centrales, y las de las esquinas. Casi todas las combinaciones suman 33. ¿Por qué?

El enigma se basa en un criptograma conocido como cuadrado mágico. Hay muchos repartidos en obras de arte de todo el mundo. No siempre tienen 16 casillas y no suman siempre 33. Los hay más grandes y más pequeños, pero siempre sumando un mismo número. No deja de ser un juego matemático resultante de la aplicación de una fórmula.

Pero siempre surgen leyendas urbanas y misterios que presuntamente tienen que ver con sociedades secretas. Y entre ellas, la que siempre está en boca de todos, la de los masones.



EL SANTO GRIAL DE VALENCIA




Bezoar.
La palabra bezoar viene del persa pâdzahr, que significa "contraveneno" o "antídoto", pues en la Antigüedad se creía que el bezoar podía curar y anular los efectos de todos los venenos. Aunque no actúa contra todos los venenos como se creía, algunos tipos de tricobezoares (bezoares formados con pelo) pueden anular efectos del arsénico.
Antiguamente los boticarios alquilaban o vendían bezoares a muy altos precios




En Asturias, el cuélebre ha dejado numerosas leyendas y algunos rastros en la toponimia. Así, La Cueva del Cuélebre, en Noriega
( Ribadesella ); las Cuevas del Cuélebre, en Mestas de Con ( Cangas de Onís ), el Pozo del Cuélebre, en Cuerres ( Cangas de Onís ), la Fuente'l Cuélebre, en Intriago ( Cangas de Onís ), la Ramada del Cuélebre, en Sobrefoz ( Ponga ) y en Pandefresnu ( Caso ); la Peña'l Cuélebre, en Miera ( Salas ) o la braña de Valdecuélebre ( Somiedo ). Entre los relatos mitológicos, cabe destacar la leyenda del culebrón del convento de Santo Domingo, en Oviedo, que habitaba en una cueva detrás del convento e iba devorando los frailes uno a uno, hasta que un fraile cocinero le dio a comer un pan relleno de alfileres que le ocasionó la muerte.

El cuélebre es una serpiente alada que custodia tesoros y personajes encantados. Vive en las simas, cuevas y fuentes de gran cavidad subterránea, su aliento es fétido y venenoso y sus silbidos se oyen a gran distancia. Ataca y devora a las personas y a los animales, y sus escamass son tan duras que rechazan las balas. El cuélebre crece incesantemente, y a medida que se va haciendo viejo sus escamas se hacen más grandes y más duras, entonces la tierra ya no basta para sostenerlo y tiene que partir hacia la Mar Cuajada. Se dice que en el fondo de este mar hay montones de riquezas, pero los hombres no pueden apoderarse de ellas por causa de la vigilancia de los cuélebres.

El mito del cuélebre es semejante al mito griego del dragón que custodiaba las manzanas de oro del jardín de las Hespérides, cuyo robo constituyó uno de los doce trabajos de hércules. Asimismo, el vellocino de oro robado por los argonautas también estaba custodiado por un terrible dragón cuyos ojos no conocían el sueño. Jasón logró adormecerle con el auxilio de los hechizos de su amiga, la poderosa maga Medea, y matar al dragón.