TRADUCIR A:

English plantillas curriculums vitae French cartas de amistad German documentales Spain cartas de presentación Italian xo Dutch Russian Portuguese Japanese Korean Arabic Chinese Simplified

miércoles, 22 de octubre de 2014

Se encuentra la cabeza de una de las esfinges de Anfípolis

Las dos esfinges que protegen la entrada de la tumba de Anfípolis fueron los primeros restos de este yacimiento que llamaron la atención de especialistas y público en general.Trabajadas en mármol de gran calidad, las esfinges, con su porte majestuoso, guardaban el acceso a la tumba, como símbolo de protección ante posibles saqueadores, una costumbre oriental que los griegos copiaron desde época muy antigua.

 


Por desgracia, estas dos esfinges habían sufrido con especial virulencia el paso de los siglos, y el deterioro les había hecho perder tanto la cabez como la parte principal de sus alas. Hasta el momento se habían encontrado fragmentos de las dos esculturas entre los escombros que rodeban la entrada de la tumba. Sin embargo, la pasada semana los arqueólogos hicieron el descubrimiento más espectacular relacionado con las esfinges: la cabeza de una de ellas. El rostro de la esfinge, siguiendo los cánones habituales, es el de una mujer de expresión severa, peinada con un sencillo recogido muy semejante al de las cariátides de la cámara interior. 



La cabeza encontrada presenta restos de pintura, por lo que se ha podido concluir con total seguridad que estas esculturas habrían estado pintadas en su momento. Los arqueólogos confían en hallar la cabeza de la segunda esfinge, de forma que una futura restauración devuelva su forma completa a estos animales mitológicos.