TRADUCIR A:

English plantillas curriculums vitae French cartas de amistad German documentales Spain cartas de presentación Italian xo Dutch Russian Portuguese Japanese Korean Arabic Chinese Simplified

miércoles, 17 de septiembre de 2014

Los primeros escolares de la historia

LOS PRIMEROS ESCOLARES DOCUMENTADOS

Comienza el curso y, como suele ser habitual, se hablará del poco nivel de los nuevos alumnos y de cómo la enseñanza se va deteriorando con el paso de las generaciones. Sin embargo, este punto de vista también lo tenían los sumerios hace tres mil setecientos años. En algunos de los primeros textos sobre educación que se conocen, escritos en tablillas de arcilla con caracteres cuneiformes, ya se quejaban de este problema tan ‘actual’. En una de ellas, un padre dice a su hijo: ‘¿Crees que llegarás al éxito, tú que vagas por las plazas? Piensa en las generaciones de antaño, hijo mío, toma nota de ellas. Si es verdad que nos ha ido a ninguna parte, ¿por qué te quedas aquí sin hacer nada? Anda, vete a la escuela, preséntate al padre de la escuela, recita tu lección; abre tu mochila, graba tu tablilla y deja que tu hermano mayor caligrafíe tu tablilla nueva. Cuando hayas terminado tu tarea y se la hayas enseñado a tu vigilante, vuelve acá sin rezagarte por la calle. ¿Has entendido bien lo que te he dicho?'

Incluso mil trescientos años antes de escribir el texto anterior, ya se utilizaban en Uruk tablillas pictográficas con el fin de que los alumnos estudiaran en ellas. Algunos siglos después, alrededor del 2500 antes de nuestra era, ya había escuelas con ‘libros de texto’ en la ciudad sumeria de Shuruppak, y de la segunda mitad del segundo milenio proceden los primeros ejercicios realizados por los primeros alumnos que han llegado hasta nuestros días. Gracias a que los antiguos maestros sumerios eran dados a describir minuciosamente en sus tablillas la vida escolar de su época, podemos conocer textos, como el reproducido aquí, que nos recuerdan que en miles de años ni la enseñanza ni los alumnos han cambiado tanto como podría pensarse.

Tablilla de arcilla escrita en cuneiforme sumerio de Shuruppak, Iraq, Museo Británico de Londres.





Fuente. Revista Memoria, Historia de cerca, nº XXXII