TRADUCIR A:

English plantillas curriculums vitae French cartas de amistad German documentales Spain cartas de presentación Italian xo Dutch Russian Portuguese Japanese Korean Arabic Chinese Simplified

jueves, 8 de noviembre de 2012

El funeral de Tutankamón

Los materiales y objetos utilizados durante el proceso de momificación y entierro del faraón Tutankamón, que gobernó Egipto entre 1361 y 1352 a.C, se muestran desde hoy en el Museo Metropolitan de Nueva York.

El conjunto de estos materiales fue hallado en 1909 por un arqueólogo aficionado, el abogado estadounidense Theodore Davis, cuando se encontraba excavando en el Valle de los Reyes de Egipto, y acabó donándolos a la institución neoyorquina. Arnold calificó estos restos de "fundamentales" para el posterior descubrimiento, en 1922, de la tumba de Tutankamón, conocido como el "rey-niño" pues accedió al trono a los nueve años.

La importancia del descubrimiento La experta afirmó que, en el momento del hallazgo de los objetos, "nadie entendió su importancia" y solo pasados unos años se comprendió el papel fundamental de estos materiales en el ritual funerario egipcio. Entre los objetos expuestos destacan jarras, sábanas y vendas asociadas al ritual funerario que fueron halladas en las cercanías de la tumba del faraón, que sería descubierta muchos años después.
Uno de los elementos más curiosos de la exposición son los restos de los collares florales que se empezaron a utilizar durante el período Amarna, anterior al reinado de Tutankamón, y que eran signos de festividad y exuberancia. En el caso de la tumba del faraón, un collar floral como los que se exponen fue usado para adornar el sarcófago de oro que custodiaba el cuerpo de Tutankamón como símbolo de vida y de rejuvenecimiento.

Además de estos elementos también se puede contemplar una representación escultórica del joven faraón, que accedió al trono a los nueve años, así como diferentes facsímiles de pinturas que describen el proceso de embalsamar y enterrar a los gobernantes egipcios de esa época. La egiptóloga explicó que la tradición egipcia contemplaba que, tras realizarse el entierro del faraón, todos los elementos utilizados en el ritual fueran empaquetados y enterrados tal y como se hacía con el rey.

Tutankamón, que accedió al trono del antiguo Egipto siendo un niño, murió a los 18 años. Al parecer padecía alguna enfermedad y tenía además algunos huesos rotos. Según los expertos, la muerte del faraón pudo ser inesperada, puesto que su tumba estaba inacabada, y fue enterrado en una más pequeña, seguramente destinada a otra persona.