TRADUCIR A:

English plantillas curriculums vitae French cartas de amistad German documentales Spain cartas de presentación Italian xo Dutch Russian Portuguese Japanese Korean Arabic Chinese Simplified

miércoles, 6 de julio de 2011

Hallan un fósil de cocodrilo de hace 65 millones de años en el Pirineo aragonés

Ha sido localizado en Arén (Huesca) y tiene 65 millones de años de antigüedad
Lo que hoy son grandes montañas fueron, hace millones de años, unos islotes. Tuvo que pasar mucho tiempo hasta que el movimiento de las masas continentales dieran lugar a la cordillera que conocemos, a los grandes picos, a los valles, a la cordillera pirenaica en definitiva. Cuando en la tierra los dinosaurios imponían su poderío, en los islotes que asomaban de lo que hoy es el Pirineo había cocodrilos. Distintos, pero no mucho, a los que han llegado a nuestros días.

El Pirineo, por eso, apasiona a los científicos dedicados a desentrañar ese hondo pasado de la Tierra. En el término municipal de Arén (Huesca) hay seis yacimientos paleontológicos en los que trabajan los investigadores desde hace años. Y allí han dado con un hallazgo excepcional: el cráneo fosilizado de un cocodrilo de 65 millones de años, bautizado como «Arenysuchus gascabadiolorum». Es el más antiguo de Europa y el segundo más antiguo del mundo. El hallazgo se produjo en 2008, pero se ha hecho público esta semana. Ha sido recuperado y estudiado por investigadores del grupo Aragosaurus-IUCA de la Universidad de Zaragoza.

Según el trabajo de estos científicos, ese fósil correspondería a un cocodriloide de pequeño tamaño, con una longitud que oscilaría entre 1 y 1,5 metros. Explican que su aspecto y su modo de vida serían muy similares al de los cocodrilos actuales. El cráneo de «Arenysuchus» fue descubierto en la localidad oscense de Arén por los paleontólogos José Manuel Gasca y Ainara Badiola, del grupo de investigación Aragosaurus-IUCA, que coordina José Ignacio Canudo. El trabajo de estos científicos acaba de ser publicada por la prestigiosa revista especializada «PloS ONE».

Hasta ahora se creía que Europa, en aquel momento de la historia de la Tierra, era un cojunto de islas aisladas, infranqueables. Sin embargo, el hallazgo de este cráneo fosilizado de cocodrilo apunta a que no había tanto aislamiento. El ejemplar hallado en Arén (Huesca) es muy similar al de otros conocidos hallados en América, lo que apuntaría a que sí que existió intercambio y migraciones entre especies.

Imágenes y gráficos del cráneo fosilizado de cocodrilo encontrado en un yacimiento paleontológico del Alto Aragón.