TRADUCIR A:

English plantillas curriculums vitae French cartas de amistad German documentales Spain cartas de presentación Italian xo Dutch Russian Portuguese Japanese Korean Arabic Chinese Simplified

jueves, 10 de mayo de 2012

Katherine Knight. Amores que matan

Quizás el nombre de Katherine Knight no tenga ningún sentido para el que lo escucha por primera vez, pero seguro, que después de conocer su historia esa primera impresión cambia para siempre.
Y no es para menos, pues estamos hablando de la única mujer que tiene el "privilegio" de cumplir cadena perpetua en Australia por asesinato.Y poco o nada que la diferencie de personajes de cine como el conocido Hannibal Lecter.
Aunque este apartado esta dedicado a la vida de asesinos en serie, hoy me voy a tomar la licencia, de incluir a Katherine.Pues al cometer un solo asesinato no entraría en este bloque, pero su caso fue comparado con el de muchos de los asesinos que suelen formar parte de esta clase de publicaciones.


Los hechos tuvieron lugar una noche de febrero del año 2000. En un pueblo al sur de Australia llamado Aberdeen,uno de esa clase de pueblos, en los que nunca pasa nada fuera de lo común o interesante a primera vista.Pero antes pongámonos en antecedentes.
Nacida en 1955 Katherine de 50 años trabaja en un matadero local, por lo que no es complicado para ella el manejo de armas blancas como cuchillos o machetes y tiene una gran reputación entre sus vecinos, por su perfección a la hora de cortar las cabezas de los cerdos.
Madre de cuatro hijos -dos de los cuales eran de una relación anterior- y casada con John Price, su actual pareja, tiene problemas psiquiátricos y de alcoholismo, es mal humorada y muy celosa.En una ocasión le despertó con un cuchillo en la garganta y le espetó: «¿Ves lo fácil que puede llegar a ser que te mate?», antes de interrogarle por una supuesta fidelidad.
En otra ocasión le rebanó la garganta al perro de su compañero sentimental, en represalia por otro asunto de celos. Fue la antesala a su graduación asesina.Incluso se decía que a su primera pareja le dio una paliza después de una relación sexual de la que no quedó sadisfecha 


La noche del 29 de febrero del año 2000, Katherine apuñaló 37 veces y hasta la muerte a su compañero sentimental, antes de decapitarlo y cocinar al horno su cabeza con verduritas para que se la comieran sus hijos.
Así que primero le arrancó la piel, luego le decapitó y terminó por trocearle por entero. Trozos de carne fresca y mutilada colgaron de ganchos carniceros por toda la casa. Hasta que encendió el horno, colocó ahí el cráneo y lo cocinó con verduritas y una indigna salsa gravy. Según las conclusiones del fiscal, Knight «disfrutó con el asesinato» y «sintió placer durante la mutilación»


No hay seguridad de que alguien probara o comiera de ese plato macabro, pero el tribunal describió su crimen como premeditado y horrible.
Fue condenada a cadena perpetua, pero su abogado ya ha pedido revisión de condena amparándose, en que ella es la única mujer que cumple semejante pena en la isla-continente
.jamás ha explicado las causas que le llevaron a perpetrar semejante carnicería. Se cree, con todo, que pudo ser la decisión de Price de abandonarla. Aunque Knight arrastraba un amplio historial psiquiátrico, los informes médicos aseguran que en el momento de la matanza estaba perfectamente lúcida. Ella alega haber sido víctima de malos tratos físicos por parte de su pareja. Sin embargo, su perfil extremadamente violento sugiere lo contrario.
Por lo tanto me atrevería a decir, que Katherine cumple todos los requisitos para convertirse en una asesina en serie. El juez tiene la ultima palabra