TRADUCIR A:

English plantillas curriculums vitae French cartas de amistad German documentales Spain cartas de presentación Italian xo Dutch Russian Portuguese Japanese Korean Arabic Chinese Simplified

martes, 20 de enero de 2015

El día que ardió la Casa Blanca.

El humo se podía observar desde casi cualquier punto de Washington. La Casa Blanca, la residencia oficial del presidente de los Estados Unidos, era pasto de las llamas. Su inquilino había huido dos días antes para no caer en manos del enemigo. Abandonó la capital del país ante la inminencia de la invasión. Washington había caído. Pero la Casa Blanca no era el único edificio simbólico en arder. El fuego también devoró parte del Capitolio. ¿Ciencia ficción? ¿Una novela ambientada en un futuro apocalíptico? No. Solo uno de los acontecimientos más importantes y desconocidos de la guerra anglo-estadounidense de 1812



Por la mayor parte de la Guerra de 1812 hasta entonces, la frontera con Canadá había sido el escenario principal de las batallas. Un año antes, las fuerzas norteamericanas habían quemado muchos edificios en York, la capital de Canadá Superior, que el autor Anthony S. Pitch cita como la motivación para el incendio de D.C. por parte de los británicos, según indica la Biblioteca del Congreso.

James Madison y sus consejeros debatieron sobre cómo proteger la capital durante una reunión de emergencia en el Gabinete el 1 de julio. Pero el Secretario de Guerra John Armstrong, quien según Pitch estaba “infatuado por sí mismo,” dijo que los británicos estaban preparándose para marchar sobre Baltimore y que D.C. no debería preocuparles.

El Almirante George Cockburn, un excelente líder, fue el comandante del escuadrón de la Armada Real en Chesapeake, y organizó el ataque a D.C. para obtener una posición estratégica para una ofensiva contra Baltimore. Cockburn buscaba también disminuir la moral de los norteamericanos.

El experimentado Mayor General Robert Ross de las fuerzas británicas llegó a Benedict, Va., el 19 de agosto y avanzó rápidamente al norte hacia D.C. Sus tropas fácilmente derrotaron a las fuerzas de Zinder en la Batalla de Bladensburg. La Sociedad Histórica del Área de Emmitsburg indica que la Batalla de Bladensburg duró solamente tres horas, ya que las descortinadas fuerzas de los Estados Unidos fueron derrotadas rápidamente aunque tenían 2,000 hombres más que los británicos.

La esposa del presidente, Dolly Madison, escapó de la ciudad al último minuto luego de asegurar documentos vitales del Gabinete. Paul Jennings, un esclavo de 15 años, fue capaz de salvar el famoso retrato de George Washington. Stephen Pleasonton, un secretario mayor, salvó la Declaración de Independencia, que sería guardada en un molino cerca de Georgetown. “Solamente dos objetos de arte que estaban en la casa del Presidente antes de la conflagración de agosto de 1814 permanecen en la Casa Blanca hoy,” de acuerdo con el recuento de Pitch en el sitio Web de la Asociación Histórica de la Casa Blanca: el retrato de Washington y un “pequeño cofre medicinal” salvado antes del incendio. 



Los líderes británicos terminaron su cena en la Casa Blanca – conocida como la Mansión Ejecutiva o la Casa del Presidente en ese entonces – y luego mandaron incendiar los edificios públicos. Los británicos incendiaron la Casa blanca, la Tesorería y varios otros edificios públicos a lo largo de la capital.Los norteamericanos no sabían lo que había ocurrido a su presidente y otros oficiales del gobierno, ya que las noticias en ese tiempo demoraban en llegar, explica la Biblioteca del Congreso.

Fuente.Aquí