TRADUCIR A:

English plantillas curriculums vitae French cartas de amistad German documentales Spain cartas de presentación Italian xo Dutch Russian Portuguese Japanese Korean Arabic Chinese Simplified

lunes, 29 de septiembre de 2014

De la mitología griega a la dinastia de los Austrias: El incesto a través de la historia.

Por conservar el poder o como rumor por venganza, las relaciones entre miembros de la misma familia siempre han estado presentes y rodeadas de polémica

El incesto que acabó con la dinastía de los Habsburgo.

Carlos II «el Hechizado»

El 1 de noviembre de 1700 fallecía Carlos II de Austria o Habsburgo, conocido popularmente como «el Hechizado», y con él, se extinguía también la dinastía de la Casa de Austria en España. Fue hijo y heredero de Felipe IV y de Mariana de Austria (esta regentó el reino hasta su mayoría de edad tras el fallecimiento del rey en 1665). Los sucesivos matrimonios entre familiares produjeron que, el que fuera el último rey de la dinastía, creciera raquítico, enfermizo y poco inteligente, además de estéril. Al morir sin descendencia, el turno recayó en su sobrino-nieto, Felipe V de Borbón «el Animoso».

Un estudio de la Universidad de Santiago de Compostela demostró que la causa efectiva de la extinción de los Habsburgo fue la consanguinidad, la hipótesis que desde siempre habían manejado los historiadores. Los científicos obtuvieron que el coeficiente de endogamia entre Maria Antoine de Habsburgo, hija de Leopoldo I y su sobrina Margarita de España (hermana de Carlos II de España) es de 0,3053, superior al que se registra en la descendencia de una unión incestuosa (relaciones sexuales entre padres e hijos o entre hermanos). La familia real pretendía mediante la práctica del incesto mantener el poder en el seno de la familia.



Cleopatra, hija de sus hermanos y casada con otro.

Elizabeth Taylor en su papel de Cleopatra


Cleopatra VII (69 a.C.-30 a.C.), la última reina del Antiguo Egipto y de la dinastía ptolemaica, era hija de Cleopatra V Trifena y de Ptolomeo XII Auletes, de quien heredó el trono en el año 51 a. C., cuando tenía 18 años, junto con su hermano Ptolomeo XIII, seis años menor que ella, quien sería, además, su esposo. Los padres de la última faraona, además, eran hermanos. Los matrimonios entre hermanos en esta época eran habituales, un mecanismo para mantener mediante ellos el poder en el clan familiar.

En el año 40 a.C., en plena guerra civil, consigue la ayuda de Julio César para combatir a su propio hermano y quedarse ella con el reino. El gran militar romano se apoderó de Egipto y juntos comenzaron una relación amorosa. «César fue el gran amor de Cleopatra, y también su gran esperanza, pues por medio de él conseguiría ser emperatriz de Roma y madre del futuro faraón de Egipto. Pero el asesinato de César hizo añicos ese sueño, que había unido a dos de las personalidades más fuertes del mundo antiguo», en palabras de Christian Jacq.



Zeus, casado con su hermana, Hera



Zeus era el «padre de los dioses y los hombres» en la mitología griega. Desde el Olimpo ejercía como padre de aquellos que, incluso, no eran sus hijos naturales. Era el encargado de supervisar el funcionamiento del universo, pero también el dios del cielo y del trueno. Zeus era el hijo menor de Crono y Rea y a menudo aparece representado casado con Hera, su hermana. Con ella tuvo tres hijos: Ares, Hebe y Hefesto. Sin embargo, en el oráculo de Dódona su esposa es Dione, con quien concibió a Afrodita.

El dios del cielo es conocido por sus múltiples aventuras y amantes, también mujeres mortales, por lo que tuvo una gran descendencia (entre la que se encuentra Atenea, Perséfone, Perseo, Helena o Apolo, entre otros). En la mitología romana, su equivalente es Júpiter.


El Rey Arturo

Pintura del Rey Arturo por Charles Ernest Butler

Siguiendo en el plano de las leyendas, hay otra que apunta directamente al incesto cometido por el Rey Arturo. Según algunos textos medievales, Arturo dirigió la defensa de Gran Bretaña contra los invasores de comienzos del siglo VI. Su historia, contada por trobadores y por la literatura, pertenece al ámbito de la leyenda, pero se ha planteado que Arturo pudo haber sido una persona real o, al menos, un personaje inspirado en una persona que existió.

En los primeros años de su juventud, cuenta la historia que Arturo se había dejado llevar por la pasión y dejó embarazada a Morgana, una mujer casada que, más tarde, descubriría que era su hermanastra. El incesto, unido al adulterio, provocó el inicio del fin de Arturo y de su Camelot.


Lucrecia Borgia

Lucrecia Borgia en una cerámica


Lucrecia Borgia (1480 -1519) fue la hija de Rodrigo Borgia y de Vannozza Cattanei. Su padre, de origen valenciano, llegó a ser Papa bajo el nombre de Alejandro VI. Aunque las fuentes documentales son insuficientes para conocer a Lucrecia, tradicionalmente se ha asociado su figura a los crímenes perpetuados por su padre y su hermano César Borgia, que la utilizaron con demasiada frecuencia como elemento de cambio y estrategia política. Se casó hasta en tres ocasiones y, de su segundo marido, Alfonso de Aragón, se dice que pudo ser asesinado por César.

Cuando su padre ya no necesitaba a la familia de Giovanni Sforza, su primer marido, ordenó que lo mataran y este acusó directamente a Lucrecia de mantener una relación incestuosa con su padre y con su hermano. El Papa de por aquel entonces se refugió en que el matrimonio no fue consumado para poder anularlo.

Una vez elegido pontífice su padre y mientras se estaba tramitando su segundo matrimonio, Lucrecia quedó embarazada y los rumores apuntaron entonces a que era de su hermano. Alejandro VI reconoció aGiovanni como hijo de César, aunque no de Lucrecia. Una vez muerto el Papa, Giovanni fue considerado como su hermanastro.


Calígula y sus hermanas

Busto de Cayo Calígula en el Museo del LouvreParís

Calígula fue el tercer emperador del Imperio Romano. De él se ha dicho que cometió incesto con sus tres hermanas: Agripina, Drusilla y Julia Livilla. Fue en la recta final de su vida cuando se cometieron estos actos y, según indican ciertos historiadores, las obligaba también a prostituirse.

Drusila, con la que parece que pudo tener la relación más afectuosa siempre estuvo rodeada de intrigas familiares, incluso aquellas que apuntaban a su participación en la muerte de su padre y hermanos mayores.



También en la Biblia: Lot y sus hijas

Lot y sus hijas
En Génesis (19), el pasaje de Lot y sus hijas habla del incesto. Lot, sobrino de Abraham, es violado por sus dos descendientes mientras se encuentra borracho. Las hermanas, en su huida de Sodoma después de haber perdido a su madre (convertida en estatua de sal) y ante la inevitable soledad, planean esta estrategia para quedarse embarazadas. Aunque en la Biblia no aparecen sus nombres, sí que lo hace el de sus hijos: Moab y Benammi, de quienes son descendientes los moabitas y los amonitas.



Ana Bolena, acusada injustamente de incesto con su hermano.

Ana Bolena



Ana Bolena (1501-1536)fue la reina consorte de Inglaterra tras su matrimonio con Enrique VIII. Fruto del mismo es Isabel I, una de las reinas más poderosas de Inglaterra. Ana Bolena fue decapitada bajo acusación de adulterio, incesto y traición, aunque con el tiempo y diversas publicaciones, se ha demostrado que fue inocente de esos cargos. De hecho, es considerada como mártir para algunos escritores de la cultura Protestante.

La acusación de incesto fue con su hermano en el palacio de Westminster. Sin embargo, según se comenta, se encontraba con el rey en Windsor.