TRADUCIR A:

English plantillas curriculums vitae French cartas de amistad German documentales Spain cartas de presentación Italian xo Dutch Russian Portuguese Japanese Korean Arabic Chinese Simplified

lunes, 13 de mayo de 2013

El diario de Helga Deen

Un diario descubierto en Bélgica y escrito por una joven judía durante su detención en un campo de presos neerlandeses en 1943, antes de su deportación, ofrece un testimonio conmovedor sobre la desesperación de una adolescente víctima de las persecuciones nazis.

Helga Deen

"Me siento tan única. Cada día vemos la libertad detrás de alambres de espino", escribe Helga Deen en las páginas de su diario, del que los responsables de los archivos de la ciudad de Tilburg (al sur del país) han revelado hoy varios extractos. Mientras que el célebre diario de Ana Frank, también descubierto en Bélgica, se detiene en el momento en que los nazis descubren y detienen a familia Frank, Helga Deen detalla la vida en el campo de concentración de Vught, situado no lejos de Tilburg, donde era alumna de un instituto de enseñanza secundaria.

"Se trata de algo excepcional. Conservamos muy pocos diarios escritos en los campos, debido a las terribles condiciones de vida. Además, cuando se les deportaba se les quitaba todo el equipaje". Así, el de Deen es el tercer "diario de campo" descubierto en Países Bajos, pero el único escrito por una mujer.

Una de las páginas del diario de Helga Deen, una joven judía que murió en un campo de concentración polaco.

A la edad de 18 años, la joven cuenta en el libro, dirigido a su amigo Kees van den Berg, las sesiones antipiojos, las deportaciones de niños y cómo las desesperación se adueña de su ánimo tras la salida de 1.300 niños hacia Auschwitz y Sobibor. "Es demasiado. No puedo más y mañana, de nuevo. Pero quiero poder, quiero porque si mi voluntad muere, muero también". 

En 1938, Helga empezó a escribir un diario. Tres años después, gran parte de su familia era enviada al campo de concentración de Terezin, donde Helga siguió escribiendo su dietario y cuenta las penalidades que se pasan en el campo, y los pocos pero intensos buenos momentos. Finalmente, la familia es enviada a Auschwitz, camino de la cámara de gas. Helga entrega el diario a su tío. De los quince mil niños que llegaron a Auschwitz, solo sobrevivieron cien, entre ellos Helga, que continuó escribiendo.


El 16 de julio de 1943, Helga Deen murió en el campo de concentración de Sobibor en Polonia.