TRADUCIR A:

English plantillas curriculums vitae French cartas de amistad German documentales Spain cartas de presentación Italian xo Dutch Russian Portuguese Japanese Korean Arabic Chinese Simplified

miércoles, 24 de octubre de 2012

Historia del paracaídas

A través del tiempo mucha gente ha intentado volar saltando desde algo, esperando aterrizar sanos y salvos, tal como lo hacen pájaros, murciélagos y abejas. Casi siempre el salto fallaba, pero hubo algunos que fueron parcialmente exitosos. Esto le daba a la gente la falsa esperanza de que el hombre podría volar por sí solo. Lo que la mayoría de la gente no comprendía era que la relación de peso/sustentación es diferente en los pájaros, los murciélagos y las abejas. Este concepto era difícil de entender.

Se cree que el primer salto en paracaídas del que se tenga registro ocurrió en 852 A.C. cuando Arman Firman, un religioso musulmán, intentó volar en Córdoba, España. Él saltó desde una torre, llevando una enorme capa. Pensó que la capa se abombaría y permitiría que flotara suavemente hasta aterrizar. Sin embargo, la capa no pudo desacelerar su caída y se estrelló contra el piso. Afortunadamente, había bastante aire en los dobleces de la capa, lo cual suavizó un poco el aterrizaje y Firman sobrevivió. Así, éste se convirtió en el primer intento registrado de lanzarse con paracaídas.

PARACAÍDAS DE LEONARDO DA VÍNCI

Aunque es posible que Firman haya sido el primero en saltar, muchos expertos consideran a Leonardo da Vinci (el famoso pintor e inventor) como el primero en concebir y documentar con diagramas la idea de sostener el peso de una persona por medio de un paracaídas. Seiscientos años después de Arman Firmani, Leonardo da Vinci estaba dispuesto a probar que el vuelo humano era posible. Estudió el vuelo por más de veinte años y en 1486 comenzó a estudiar a los pájaros. Él continuó con este estudio hasta su muerte en 1519, convencido que el secreto detrás del vuelo humano estaba en las alas de los pájaros.



Dentro de sus primeros dibujos acerca del vuelo estaba el del paracaídas. Él escribió: "Si un hombre tiene una tienda del lino de tejidos compactos sin ningún orificio 12 braccia de largo y 12 de ancho, él puede lanzarse desde cualquier altura considerable sin lesión" . No hay expediente alguno que indique que Leonardo da Vinci alguna vez probó alguna de sus ideas relacionadas con los paracaídas.

Durante los siguientes trescientos años se realizaron muchos intentos de saltar con un paracaídas. Estas pruebas fueron registradas pero no atestiguadas. Algunos de estos "experimentadores" eran Fausto Veranzo,Joseph Montgolfier, y Jean Pierre Blanchard.
El volador de globos Andre Jacques Garnerin logró el primero de muchos saltos de exhibición en paracaídas (atestiguados) desde su globo en 1797.

Finalmente, en 1797, el volador de globos Andre Jacques Garnerin logró indiscutiblemente el primero de muchos saltos de exhibición en paracaídas (atestiguados) desde su globo. Su primer salto lo realizó sobre París, Francia, con miles de personas observándolo. El paracaídas de Garnerin estaba hecho de seda y tenía un poste de sostén que hacía que se viera como un enorme paraguas reforzado. Estando parado en una cesta en el extremo del poste, Garnerin lanzaba su paracaídas que oscilaba violentamente (se agitaba de un lado a otro) porque el paracaídas no tenía orificios de ventilación, y el aire debía escapar por un lado y después por el otro.