TRADUCIR A:

English plantillas curriculums vitae French cartas de amistad German documentales Spain cartas de presentación Italian xo Dutch Russian Portuguese Japanese Korean Arabic Chinese Simplified

martes, 20 de diciembre de 2011

Los grafitos de Debod desvelan sus secretos

Un grupo de investigadores encabezados por el egiptólogo Miguel Ángel Molinero, de la Universidad de la laguna, ha dado a conocer los resultados de un proyecto de investigación centrado en el estudio y la catalogación de los grafitos inscritos en el templo egipcio  procedente de Debod y emplazado en Madrid.
El proyecto bautizado como Ta-Hut ( Debod en egipcio) se inicio en el año 2003y, según Molinero, su objetivo es establecer la historia del templo desde su construcción hasta su traslado a Madrid.
El equipo ha estudiado un total de 125 grafitos y más de 80 marcas y otros elementos.
El método utilizado para ello ha sido un novedoso sistema de epigrafía digital, con el que se evita trabajar directamente sobre los muros del edificio, preservándolo de posibles daños.
Los grafitos estudiados son de lo mas variopinto: caravanas de dromedarios,una gacela, una barca,cruces, dos expresiones en Griego, palabras coptas, quince frases en árabe y unas treinta firmas de viajeros de Francia, Italia y Británicos.
Los análisis de estos datos son una fuente de información valiosa sobre la mentalidad de sus autores.
Por ejemplo, los nómadas dejaban testimonio de sus dromedarios, un animal muy importante en su vida diaria :los cristianos grababan cruces: los musulmanes versos del Corán, y los europeos sus nombres y fechas de su estancia.
Otra cosas que ha llamado la atención de los investigadores es que todas las cruces están grabadas marcando un recorrido concreto, lo que lleva a pensar que el templo tal vez pudo ser reutilizado como iglesia.
El templo, que hoy que hoy se alza cerca de la alza de España, fue un regalo hecho en 1968 por las autoridades egipcias para agradecer la ayuda española en el salvamento de los templos de Nubia ( entre ellos el magnifico recinto de Abu-Simbel) que iban a quedar inundados por la construcción de la presa de Asuán.
Lo construyó Ptolomeo IV (221-203 a.C.) en la localidad de Debod, en el sur de Egipto, próxima a la primera catarata.
Un rey de Meroe, Adijalamani( 200-180.a.C.), contempló la estructura y la dedico al culto a Isis de Filé y a Amon de Debod.